En el límite del tiempo

Para Osella, contra Patronato será la “última chance” que tendrán los jugadores, el club y él para seguir en Primera.

Diego Osella sabe que no hay tiempo para lamentos y que Belgrano necesita ganarle a Patronato mañana, a las 21.10, en el Gigante de Alberdi. Si pretende soñar con la permanencia, “otro resultado no sirve”.

“Esta es la última chance que tiene Belgrano para quedarse en Primera, y yo voy de la mano con lo que le pase al equipo. No puedo hablar de que ‘vamos a ver qué pasa más allá’, porque todos sabemos que es nuestra última oportunidad: para los futbolistas, la institución y nosotros”, dice el DT. “Sabemos que vamos a jugar con muchas cosas en contra que son lógicas. Con presión, con impaciencia, con todos esos condimentos que trae haber llegado a esta instancia. Después, con el equipo salvado, vendrán otros análisis”, prosiguió.

Esta verdadera final que tiene el Celeste no deja espacios para las especulaciones, y el entrenador asegura: “Las finales se deben jugar con el corazón, poner de manifiesto eso que se lleva adentro y sumarle ideas, oportunidades, toma de decisiones y esas cosas. Tenemos que quedarnos con todo, no hay espacio para otra cosa”.

Osella sabe que la realidad es cruel y que más allá que su equipo no perdió en este año, no ha ganado, y allí está la razón que hoy lo condena a seguir en zona de descenso: “Todo esto que digo, sobre que es la última chance, no es un mensaje angustiante, es la realidad. No tenemos otra chance que ganar, y eso lo piensa todo el mundo en Belgrano. Aquí no hay que ver como se presenta o analizar el desarrollo del partido. Tenemos que poner el pie en el acelerador y darle 90 minutos de furia. Y a la furia, agregarle juego y buenas intenciones. El que viene a la cancha y piensa otra cosa está equivocado”.

Finalísima

Cuando mañana se ponga en marcha el partido con Patronato (tres arriba del Celeste en los promedios), en el Gigante, la suerte de San Martín de San Juan (dos puntos por encima de la “B”) ya estará sentenciada, porque el cuyano visitará a Lanús a las 19.10. De esta forma, el conjunto de Alberdi saldrá al terreno sabiendo que un triunfo lo puede depositar en la puerta de salir de la zona roja o no desde que se ponga en marcha el partido.

Osella aseguró: “No soy de hacer muchos cambios”, y dejó claro que las variantes en la formación no serán muy pronunciadas, sino justas y necesarias. “Tenemos que entender la ansiedad de la gente. Pero estamos en una situación incómoda en la que lo único que nos sirve es ganar. Por eso, no podemos entrar en la ansiedad general, sino trabajar para poner lo mejor que tenemos en cancha”, agregó.

Al final, el DT dijo: “El torneo nos permite seguir en carrera para buscar la salvación. Ya no se puede seguir empatando ni perdiendo. Por eso, esta es la última chance y estamos ante un rival directo. Si ganamos, nos dejará en la pelea por seguir luchando hasta el final por la permanencia”.

Asoma Gudiño. Sólo un cambio. Brunetta, afuera. Tras el ensayo táctico de ayer en el predio Armando Pérez, se desprende que el técnico Diego Osella colocará una sola variante en la formación inicial para jugar ante Patronato el viernes, a las 21.10: el ingreso de Gabriel Gudiño y la salida de Juan Brunetta. De esta forma, la alineación sería con Rigamonti; Guidara, Herrera, Novillo y Quiroga; Lértora; Lugo, Meli, Gudiño y Cuero; Mendoza.

Pitana. Néstor Pitana será el árbitro del encuentro ante Patronato, en la “final” por la permanencia.

Venta de entradas. Habrá venta para socios sin ubicación y, de quedar un remanente, se pondrá a la venta en el Gigante, el viernes a las 14. La Preferencial costará 500 pesos; la Cuellar alta, 550, y la platea Heredia, 600.

Escrito por Mundo D


Comentarios: