Señales de mejoría en la “B”

Más allá de la euforia desatada, el triunfo contra Patronato mostró un equipo más rendidor. Los números lo ratifican.

Las rachas nutren al fútbol. No sólo a la estadística, porque suelen ser un fenómeno más deportivo que matemático. Lo sabe Belgrano, que con la victoria sobre Patronato logró ponerle un signo positivo a una seguidilla que venía siendo leída en modo negativo: pasó de estar 10 partidos sin ganar a ostentar un invicto de siete; de no hacer goles, a sumar 435 minutos de juego sin recibirlos; de estar virtualmente “condenado” al descenso, a depender de sí mismo. La lectura cambió; pero ¿el equipo también?

La realidad es que el viernes pasado Belgrano mostró las mismas virtudes y también los mis- mos defectos que viene exhibiendo desde que empezó este año, con la salvedad de que los goles le dieron una tranquilidad diferente. Por eso la estadística oficial mostró una mejoría en varios ítems. Belgrano venía siendo uno de los equipos con mayor cantidad de quites por partido: 16 de promedio en las 21 fechas anteriores; un rubro en el que sólo lo superan Talleres y River. Y el viernes lo ratificó ampliamente, con 19 recuperaciones. Federico Lértora y Tomás Guidara son los que más quitan. Además, el Pirata bajó el promedio de remates que recibe por partido: hasta la fecha 21 era de 14.2, pero ante el Patrón apenas le dispararon ocho remates.

Esa tarea defensiva, que desde la reanudación del campeonato en este 2019 viene creciendo, es la que apuntala las posibilidades de los celestes. Sin embargo, necesitará seguir mejorando en la faz ofensiva para potenciar sus chances.

“Llegamos menos que en otros partidos, pero pudimos convertir”, comentó el entrenador Diego Osella el viernes, en la conferencia de prensa. Y su apreciación es correcta: Belgrano apenas remató ocho veces al arco; un número que está por debajo de su promedio, que es de 10.5 (sólo supera a Godoy Cruz en este ítem); pero tuvo una efectividad inusual del 37.5 por ciento. Hasta el juego ante “el Patrón”, sólo había traducido en gol el 5% de sus remates (11 de 220). Conclusión: la “B” mejoró la efectividad, pero no la generación de juego.

Aunque el viernes tuvo un poco más la pelota (50% de posesión, contra un promedio de 43.3 hasta la 21ª fecha), la calidad de la tenencia no es buena: junto a su último rival, tienen la menor cantidad de pases exitosos de toda la Superliga.

Otro ítem que Belgrano regularizó en los últimos partidos es el de terminar con los 11 jugadores en cancha. En una lucha en la que los detalles suelen ser determinantes, es clave no dar ese tipo de ventajas. En las fechas 17ª, 18ª y 19ª sufrió expulsiones, pero terminó entero en la 20ª y la 21ª. Con siete expulsiones, es el equipo que más veces vio la tarjeta roja en lo que va de la Superliga, junto a Independiente.

Lo curioso es que las últimas tres veces que terminó con 10 jugadores pudo rescatar un punto; mientras que las cuatro anteriores (previas al receso) finalizaron en derrota. A priori, a Belgrano le toca el fixture más complicado en este “minitorneo” entre los equipos involucrados en la lucha por sostenerse en Primera División. Por eso, será clave que los síntomas de mejoría que exhibió el viernes pasado frente a Patronato se consoliden el sábado, en la visita al puntero Racing.

El plantel celeste vuelve esta tarde a practicar con Racing en la mente

Hoy a las 17.45, el plantel volverá a entrenarse en el predio Armando Pérez, de cara a otro compromiso trascendental: el sábado, a las 20, como visitante del líder Racing Club. Aunque en principio sólo se trata de una fatiga muscular, habrá que seguir de cerca la evolución de Mauricio Cuero, quien no pudo terminar el juego ante Patronato. El colombiano dijo que pidió el cambio “por precaución”, ya que sintió que empezando a contracturarse. También Marcelo Meli y Maximiliano Lugo terminaron fatigados.

Para visitar a la Academia, el DT Diego Osella viene trabajando algunas opciones en la contención. En las últimas prácticas, ensayó con la inclusión del paraguayo Juan Patiño como quinto defensor, algo que volvería a probar esta semana. Y también se baraja la opción de sumar al uruguayo Christian Almeida a la línea de volantes, por la banda izquierda. Está claro: ante el puntero, la prioridad será el orden y la concentración; aunque Belgrano también deberá ser ambicioso para traerse algo de Avellaneda.

Escrito por Mundo D


Comentarios: