Los héroes de Alberdi: las alegrías de Bernardello y Techera

Dos “bajitos” se hicieron gigantes en el 1-0 a Barracas. Bernardello fue la figura. Y Techera, el autor del gol.


En Belgrano, la noche del viernes permitió que su gente tuviera una mueca de alegría. Porque después de largos sinsabores que se pusieron en marcha en el arranque del año, se agudizaron en abril con el descenso y se resintieron con la eliminación de la Copa Argentina y el arranque del torneo, el 1 a 0 ante Barracas Central fue una caricia al corazón maltratado de los simpatizantes.

El equipo no tuvo un partido brillante ni por asomo pero, de a ratos, manejó el juego y fue protagonista como pretende su DT Alfredo Berti y como pregonan sus jugadores. Pero, fundamentalmente, ganó como para dar el primer paso en un torneo en el que no será sencillo el objetivo del ascenso.

Los más “chiquitos”

El triunfo se apuntaló en dos de los jugadores de “menor talla física” del plantel, pero que mostraron agigantarse en el instante más complicado del juego, ellos fueron: Hernán Bernardello, por su entrega en la mitad y Cristian Techera en el ataque, por su oportunismo para marcar.

El volante central se fue ovacionado del campo y por primera vez en tres años el Pirata parece haber encontrado al jugador que buscó para ese puesto: “Hay que prepararse para el partido que viene (Deportivo Morón), porque ellos vienen bien y de ganar. No tenemos que renunciar al juego que por momentos lo hacemos bien, pero tenemos que adaptarnos a los momentos y saber manejar los encuentros”.

En un partido raro, el volante central coincide con que se vieron “tres caras de Belgrano”, porque pasó de dominar el encuentro a quedar muy cerca que le conviertan cuando la etapa inicial se cerraba, para luego terminar el partido aferrado a la mínima diferencia, metiendo parejo y con los dientes apretados.

“Había que aferrarse al gol y la victoria. Ellos tienen jugadores de experiencia y otros de buen pie”, aseguró quien se fue aplaudido por la gente como Bernardello.

“Uno agradece, pero me tocará en otras ocasiones no jugar bien o hacerlo de forma regular, pero aunque parezca una frase repetida o tópica, la actitud no la podés negociar y hay que vaciarse, dar todo. Estoy agradecido a la gente, pero más que nada por el cariño que le brindó al equipo”, prosiguió el ex Godoy Cruz.

Sobre el juego ante el “Guapo” (así le dicen a Barracas), fue claro y sostuvo: “Fuimos muy ofensivos y pusimos mucha gente en ataque, lo que por momentos nos hizo quedar un poco desprotegidos atrás, pero era el riesgo que había que tomar, más cuando jugás de local. Lo bueno es que ganando se pueden corregir mejor los errores”.

El torneo parece que no será “apto para líricos” y que sí será más de “los guapos” y con mucha entrega por todos los protagonistas. Bernardello, es uno de esos jugadores que no le escapan a las situaciones, que cuando hay que meter se mete, cuando se debe correr se corre y cuando se puede jugar se hace: “Hay que adaptarse. Tenemos que ir con tranquilidad, la victoria no debe marearte. Sabemos que hay buenos jugadores y un buen equipo”.

Un gol del corazón

“El gol no fue un desahogo para mí. Y corrí para festejarlo con mi esposa y mis hijas, porque ellos siempre están”, asegura Cristian Techera, quien marcó su segundo gol con la Celeste contra el pecho (el primero fue a Lanús en la derrota 3 a 1 de la Superliga pasada) y este sirvió para darle el primer triunfo en el torneo.

Después añade: “Necesitábamos estos tres puntos, porque la verdad es que estábamos jugando bien, al menos en los tres partidos del torneo que van y los necesitábamos”.

“El fútbol es lindo porque siempre hay chances. Estamos bien en lo futbolístico y en todos los partidos tenemos cuatro o cinco oportunidades para marcar un gol, entonces sabemos que estamos en lo bien”, prosiguió el uruguayo.

“Todos los rivales son duros en la B, pero nosotros sabemos que debemos hacernos fuertes de local y de visitante tratar de no perder. Porque nuestro juego nos dará muchas alegrías”, concluyó el goleador oriental.

Algunos niños piden fotos a los dos protagonistas de la noche en Alberdi. Techera se acomoda su gorra negra y sonríe para que los simpatizantes se puedan retratar. Bernardello hace lo propio.

Fueron los últimos en dejar la zona mixta del estadio mientras la fiesta se alejó del Gigante para expandirse por las calles de Alberdi. Son de los más “pequeños” del plantel, pero estuvieron a la altura de la circunstancias y lograron ser los artífices del triunfo que esperó tanto la gente.

Escrito por Mundo D


Comentarios: