La posición oficial de Belgrano es que la Primera Nacional termine

Ante la incertidumbre por cómo seguirá el certamen, en Alberdi prefieren no caer en conjeturas, pero fijan posición.

La gestión de la incertidumbre es, tal vez, la más complicada de las obligaciones a las que somete la pandemia. Un baño de realidad tan inesperado como necesario. Lo es para las personas, pero también para las instituciones. Y los clubes, que dependen de la actividad para subsistir, esperan definiciones que no se pueden apurar porque las prioridades son otras.

En Belgrano se lo toman con paciencia y con un criterio que tiene lógica: no hacerse eco de las múltiples conjeturas que aparecen como factibles resoluciones de una temporada futbolística hoy inconclusa. El último de los rumores refería a la chance de que la reanudación de la Primera Nacional sea a través de dos “reducidos” del que participarán los ocho primeros de cada zona hasta el momento. Sin descensos, pero manteniendo los dos ascensos.

Incluso, se especula con el criterio con el que se armarían los reducidos: el primero, segundo, tercero y cuarto de la Zona A compartirían el “mini torneo” con el quinto, sexto, séptimo y octavo de la Zona B; y viceversa. Habría cruces de eliminación directa, en partidos ida y vuelta, y los ganadores de cada Reducido ascenderían a la Liga Profesional.

Hoy Belgrano, con 27 puntos, está 10° en la Zona A y, si el criterio fuera el expuesto, estaría fuera de la carrera por el ascenso, pese a la levantada que tuvo el equipo en las seis fechas disputadas en 2020. Lo mismo le sucedería a Instituto, noveno en la Zona B, aunque con menos puntos (25).

“Hasta ahora son todas conjeturas. Hasta que no se sepa cuándo se puede volver a jugar, será difícil determinar cómo se terminarán los torneos. Primero hay que definir el cuándo para después definir el cómo”, le dijo el vicepresidente celeste Sergio Villella (y uno de los vices de la categoría) a Mundo D.

“La posición oficial de Belgrano es que el torneo finalice en la fecha que sea. Jugando entresemana, en dos meses terminaría”, afirmó Jorge Franceschi, titular celeste. Más allá de los tiempos, el buen diálogo de la dirigencia celeste con la cúpula de la AFA será indispensable para defender los intereses del club en lo deportivo. Pero claro… la situación es atípica y cualquier decisión que se tome será polémica; más aún si se excluye a algunos equipos de participar.

La cuestión deportiva no es un asunto menor y, en parte, está asociada a lo económico. En ese sentido, Belgrano gestiona con River e Independiente por los pagos pendientes de Matías Suárez y Emiliano Rigoni, respectivamente. Y cabe recordar que tramita ante la Fifa para cobrarle a Tigres de México el 30% del monto total de la transferencia de Lucas Zelarayán al Columbus Crew de la MLS. 

Escrito por Mundo D


Comentarios: