En 150 días, apenas dos juegos con gente en Alberdi

Soledad. Luján engancha en el partido ante Platense. Fue ya sin público y el último encuentro disputado antes del freno por la pandemia.


El fútbol es uno de los espectáculos más convocantes del planeta. En algunas latitudes puede vivirse con menor pasión que por estas tierras. Pero en todos los rincones de la tierra, siempre que hay un partido, de la categoría que sea, habrá gente dispuesta a estar presente en las gradas para observarlo, analizarlo y disfrutarlo.

Pero la situación actual viene golpeando fuerte a la afición del deporte en general y, a la de Belgrano en especial, porque entre la desorganización de los torneos del ascenso, en que no se clasificó a la Copa Argentina, no se hicieron encuentros amistosos abiertos en la Argentina y el parate actual provocado por la pandemia del coronavirus, los hinchas de la “B” solamente pudieron estar en dos partidos del torneo de ascenso en los últimos cinco meses.

Es decir que en 151 días, los simpatizantes de la “B” consiguieron ir al Gigante en dos ocasiones. Y fueron en el mes de febrero de este año: el 16 ante Agropecuario (1-1) y el 29, ante el Deportivo Morón (1-0). Luego de ese encuentro, se jugó un tercer encuentro de local en el campeonato y fue ante Platense el 15 de marzo, pero la medida sanitaria ya impidió la presencia de la gente y fue sin público en las tribunas.

Las voces de la hinchada, ese viento que todo empuja en el fútbol, ya se acallaron en las gradas del estadio de Alberdi hasta nuevo aviso. El que parece demorará mucho tiempo antes de darse y que hace pensar que vendrán largos días más sin poder estar presentes en el Julio Villagra.

El inicio de la historia

El 23 de noviembre del año pasado ante Mitre de Santiago del Estero, cuando se produjo el debut de Ricardo Caruso Lombardi como entrenador del Pirata, fue el juego final de local de 2019. Después del empate que se dio en el Gigante 1 a 1, la “B” visitó a Estudiantes en Caseros y llegó el receso de verano.

En enero se dio la vuelta a los entrenamientos. En la dura pretemporada no se concretaron partidos amistosos “oficiales” y no hubo Copa de Verano y se decidió no jugar ante Talleres, por un problema de fechas y de dinero.

Los encuentros preparativos fueron en su mayoría a puertas cerradas, en el predio Armando Pérez y el único al que se le permitió el acceso a la gente del equipo cordobés se disputó en la capital de Uruguay, en Montevideo, a 1017 kilómetros de Alberdi, ante Peñarol y que fue empate sin goles.

No es la primera vez que la gente del Pirata está tanto tiempo sin ir a ver a su equipo. Ya le pasó en 2017, cuando tras la muerte de Emmanuel Balbo el 15 de abril en la cabecera del Kempes en el clásico con Talleres, recibió una sanción de AFA que lo dejó sin presencia de gente hasta el 9 de setiembre de ese año, cuando se dio la vuelta al Gigante tras la construcción de la tribuna Tomás Cuellar.

En esa oportunidad, los hinchas estuvieron 147 días sin presenciar de local un partido. Que se dio en la segunda fecha de la Superliga ante San Martín de San Juan y con triunfo 1 a 0. Habían tenido la oportunidad de asistir a Cutral-Có, en Neuquén (1223 kilómetros de Córdoba), en un encuentro por Copa Argentina ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo que ganó por penales. Hoy, la incertidumbre deja sin fecha el reencuentro en la “B” y su gente.

Espera por River. De los 320 mil dólares que debía de la cuota de febrero, River pagó 40 mil la semana pasada. El 30 de abril debe abonar 130 mil, y los 150 mil que faltarán, más los 550 mil de la cuota de abril (700 mil en total), se volverán a negociar a partir de mayo.

Escrito por Mundo D


Comentarios: