Las claves para la reactivación

José Micciulli, PF de la “B”, entiende que la puesta a punto necesita seis u ocho semanas para evitar complicaciones.

Después de tanto esperar, el fútbol de la Primera Nacional tiene fecha de regreso a las prácticas presenciales, que será el 2 de setiembre, previa realización de un hisopado a los integrantes de los planteles a partir del 30 de este mes. Los jugadores de Belgrano ya acomodan sus cosas, en especial aquellos que están fuera de la provincia y que se deben preparar para el retorno, pues deberán cumplir con los 14 días de cuarentena obligatoria que prevé el COE.

En tanto, los que viven en la Capital o en las “zonas blancas” del interior provincial tendrán que hacer las revisiones de rigor y acomodarse para empezar a trabajar bajo las órdenes del preparador físico, José Micciulli, en primer término, y después con Caruso Lombardi, quien se sumará el 15 de septiembre, porque la primera etapa será para trabajos en grupo no superiores a seis.

Micciulli aseguró ayer: “Ya estamos necesitando volver, por lo menos tenemos fecha. Esperemos que no pase nada y podamos comenzar a trabajar. Más que nada hay una situación mental y emocional porque los futbolistas viven de su físico y necesitan trabajarlo de manera especial”.

Pero la gran incógnita que atraviesa el ascenso es saber desde cuándo y cómo se jugará para definir quiénes son los dos equipos que ascenderán a la Primera División. Por ello, el preparador físico de Belgrano afirmó: “Mi sugerencia es que lo óptimo para la mejor preparación de los futbolistas es entrenarse entre seis u ocho semanas previas al torneo. Hay que cuidarse de las lesiones”.

“Entiendo que lo importante es que las primeras cuatro fechas se jueguen espaciadas y que entre partidos tengamos siete días, para que los jugadores puedan ir tomando ritmo. La otra vez te dije, y no es menor el dato porque ya quedó demostrado, que en las ligas que han jugado cada tres días aumentó la tasa de lesiones casi al triple”, agregó Micciulli.

El PF amplió: “Lo mejor es tener las ocho semanas de preparación, porque se puede acondicionar a los futbolistas para que jueguen cada cuatro o cinco días. Lo importante ahora es entrenarse lo mejor posible, que se defina cómo vamos a jugar y con qué intervalo de días, para poder preparar la llegada del jugador a la competencia y minimizar el riesgo de lesión”.

Un torneo detenido

Desde el 15 de marzo, cuando se midió con Platense, el plantel de Belgrano no volvió a reunirse para trabajar, por eso la preparación previa a la vuelta de la competencia es tan importante.

Micciulli explicó: “Estuvimos parados casi el mismo tiempo que te lleva un campeonato corto. Por eso es necesario que se den los tiempos de trabajo, porque de lo contrario puede ser caótico. No hay que minimizar los tiempos de entrenamiento porque pueden producirse demasiadas lesiones”.

Cuando se conozca la forma en que se jugará el torneo, los responsables de poner a punto en lo físico a los jugadores podrán saber cada cuántos días se jugarán los partidos. “Si a mí me dieran a elegir, prefiero que me den las ocho semanas de entrenamiento y los preparo para que jueguen cada tres o cuatro días y no que me den cinco semanas. Porque hay que tener en cuenta que cuando se empieza a competir se bajan las cargas. Creo que una buena pretemporada es lo mejor y después vemos cómo los vamos llevando en la recuperación entre partido y partido”, dijo el PF.

“Desde lo físico veo que tenemos un plantel comprometido, que han hecho los trabajos que se le pidieron. Pero hace cinco meses que no les vemos la cara, así que hay que juntarse y empezar a evaluar cómo están. Pero la verdad es que estoy satisfecho por la forma en que respondieron. Sé que hay otros clubes que no han tenido la misma situación”, prosiguió.

Sobre lo primero que se hará a la vuelta, Micciulli aseguró: “Todos los trabajos van a ser individualizados: carrera, fuerza, readaptación al campo y algo de actividad con el balón. Hay que volver de a poco y de forma guiada porque hace cinco meses que trabajan en un lugar reducido. Además no todos van a responder de la misma forma, eso está claro”.

River empezó a cumplir por Suárez

Por su deuda por el pase del delantero, en los últimos días River le abonó a Belgrano la primera de las tres cuotas establecidas en el nuevo acuerdo, por un valor de 200 mil dólares. Los otros pagos son para septiembre y noviembre, cuando el club de Núñez debe saldar los 470 mil dólares restantes. Posiblesbajas. Italianos volverían a la carga por Bruno Amione, quien suena en Genoa Napoli y Torino. Por Joaquín Novillo habría interés en Portugal, Turquía y Unión (SF). A Fabricio Brener lo siguen de Grecia.

Escrito por Mundo D


Comentarios: